Procedimiento y herramientas para la gestión de proyectos

By 4 enero, 2016 Sin categoría No Comments

Julio 2013

Los tres objetivos fundamentales que nos marcamos en Carver para asegurar el éxito en cualquier proyecto que emprendemos son, garantizar calidad del producto final, cumplir con los plazos de ejecución previstos y ajustarse al presupuesto económico.

Si falla alguno de estos puntos, el riesgo de obtener un resultado poco o nada satisfactorio es muy alto.

Para asegurar los objetivos establecidos, en Carver seguimos un cuidadoso proceso de selección del equipo que tiene que realizar los proyectos, desde el Jefe de Proyecto, pasando por analistas, programadores, arquitectos, etc. La asignación de un buen equipo es una base fundamental para conseguir un óptimo resultado final, pero no la única. Aparte de saber dirigir el equipo que trabajará en el proyecto, también se tienen que tener los procedimientos y herramientas adecuadas para poder alcanzar el éxito final.

Para disponer procedimientos, es conveniente definir todos los pasos necesarios en cada una de las fases de las que compondrán el proyecto con el que se está trabajando. Esto normalmente se consigue con la utilización de metodologías. En Carver optamos por usar Métrica 3 como metodología base para el desarrollo, para garantizar tanto la coherencia de todas las fases del proyecto, como la calidad del producto final, y tener una buena base para poder controlar los adelantos que se producen. Cuando el cliente dispone de una metodología propia o ve necesario usar alguna diferente a la que proponemos en Carver, nos adaptamos completamente a sus requerimientos. De hecho hemos trabajado con otras muchas metodologías, Scrum, SixSigma, PMI, etc.

Una vez establecido el equipo de trabajo y escogida la Metodología a seguir, se tienen que escoger las herramientas que atienden el trabajo que se realiza con la metodología y permitan controlar el proyecto. A la hora de escoger las herramientas se tiene que tener en cuenta que tienen que apoyar y dar facilidades a todos los integrantes del equipo para que haya una comunicación fluida tanto de forma horizontal como vertical, así como facilitar el trabajo a la hora de informar. De este modo se puede evitar hacer reuniones innecesarias, garantizar que el equipo informe del estado de las tareas, controlar el presupuesto del proyecto, evitar errores de imputación, informar al cliente del progreso, etc.
Estas herramientas también permiten la integración con las herramientas de desarrollo más implantadas por las diferentes empresas. Este hecho hace que, tanto para la gestión como para las facetas más técnicas se pueda saber el estado de cualquier tarea y a que afecta en cualquier momento y se pueda aumentar el nivel de calidad de los productos que se obtienen.

Algunas de las herramientas que nos pueden facilitar estas tareas que hemos descrito y que normalmente utilizamos en Carver dependiendo del cliente y el proyecto, son:

  • Bugzilla
  • JIRA
  • Mantis
  • Redmine
  • Team Foundation  Server
  • Saco
  • Youtrack

Todo esto, aparte de inferir un incremento en la productividad y control a la propia empresa, repercute directamente en la calidad del servicio que se ofrece al cliente para el que se hace el proyecto, ya sea la propia empresa o una externa.